Categorías
América

Maracuyá

La maracuyá (fruta de la pasión) es una fruta tropical originaria de Centroamérica y Sudamérica. Recibe distintos nombres en algunos de los países americanos, como por ejemplo chinola en República Dominicana, parcha en Puerto Rico o parchita en Venezuela.

La planta de la maracuyá

El árbol o planta que da lugar a este fruto se llama «la pasionaria» (Passiflora edulis). Se trata de una planta trepadora característica de zonas amazónicas, y que puede llegar a medir hasta 20 metros.

planta de maracuyá

Aunque es una planta amazónica, el árbol de la maracuyá crece por toda la zona tropical de América del sur. Hay decenas (o centenares) de variedades de esta planta, pero las principales variedades comerciales son la amarilla y la púrpura.

Es posible extraer aceite de la fruta de la pasión, que se usa principalmente en la industria cosmética (cremas, jabones, etc). También se usa en la industria alimentaria para la elaboración de piensos, pero su uso es minoritario.

La flor de la maracuyá

El término «flor de la pasión» data del siglo XVI por los misioneros españoles ya que los nativos de Perú les regalaban con unas frutas cuya planta tenía muchas similitudes con los símbolos religiosos de la Pasión de Cristo.

Flor de la maracuyá

Algunas variedades de la flor de maracuyá son de color rojo intenso, que es de donde viene la expresión «rojo pasión».

Uso ornamental

Se han cultivado centenares de especies de la flor de maracuyá fuera de su hábitat natural (zonas tropicales). A raíz de estos cultivos han aparecido especies híbridas que han sido objeto de estudio con fines científicos.

Fruta de la maracuyá

La fruta de la pasión se cultiva actualmente no sólo en la zona tropical de América sino también en Sudáfrica, que es una de las principales fuentes de zumo de maracuyá.

La maracuyá debe consumirse una vez madura, y es un complemento perfecto para ensaladas al combinar su sabor. También se aprovecha la pulpa del fruto para la elaboración de mermeladas.

Fruta de maracuyá con pulpa

Por otra parte también es muy común el zumo de maracuyá, aunque al ser demasiado espeso se suele mezclar con otras frutas, leche o yogur. Por ejemplo se utiliza mucho en cócteles y mojitos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *