Categorías
América

Mamey

La fruta mamey es una fruta originaria de Centroamérica, aunque actualmente se cultiva en muchas zonas tropicales por todo el mundo.

También se le conoce como mamey amarillo o de Santo Domingo, ya que el mamey cubano es una de las variedades más consumidas.

Características de la fruta del mamey

El mamey es una fruta de tamaño mediano que puede medir hasta 20 centímetros de diámetro.

Se trata de una fruta aromática con un sabor dulce y agradable. El color del mamey es naranja, e incluso destacan existen algunas variedades de color más rojizo a las que se llama mamey colorado.

En su parte exterior tiene una corteza de color gris o marrón.

mamey colorado con pepita

Beneficios del mamey

El mamey es una fruta que destaca por su cantidad de beneficios para la salud. Además se puede encontrar a buen precio en el supermercado, ¿qué más podemos pedir?

Destaca por su alto contenido en vitamina A. Ayuda a fortalecer el crecimiento de los huesos, la conservación del cabello y evita la aparición de arrugas en la piel.

También tiene un alto contenido en vitamina C. Esto otorga a esta fruta características antioxidantes que son fundamental para fortalecer nuestro sistema inmune.

¿Para qué se usa?

Es una fruta comestible que se consume directamente después de lavarla. De alguna maner su sabor es parecido al del albaricoque. Ya que se trata de una fruta saludable, su uso culinario está muy extendido.

El mamey se utiliza para preparar licuados, dulces, helados y postres. Es una fruta muy sana que además tiene una alta concentración de hierro y fósforo.

Además de en lo culinario, también se usa como insecticida natural para luchar contra las garrapatas y los piojos. Es posible extraer de su corteza y sus semillas una sustancia muy efectiva para eliminarlos. No obstante, se han detectado algunos casos de envenenamiento por llevar a cabo estas prácticas, así que si vas a recurrir a ello que sea con precaución.

También se ha utilizado históricamente en la medicina popular para evitar la diarrea y los problemas digestivos, y para tratar infecciones en el cabello.

Cultivo del mamey

Su árbol es grande, puede llegar a medir hasta 20 metros de altura. Posee gruesas hojas y un tronco con corteza áspera. En apariencia es similar al de la magnolia.

Se trata de un árbol de crecimiento lento, que no es resistente a heladas ni a sequías. Es por eso que prolifera en zonas tropicales, y por ejemplo el mamey en España es una fruta de importación.

Por lo tanto, para aprovechar al máximo sus nutrientes es importante comerlo en temporada (entre marzo y julio). Podemos incluirlo en licuados y postres para no calentarnos en exceso la cabeza y disfrutar de alimentos saludables con esta fruta. Por ejemplo, os dejo una receta que he encontrado para hacer muy fácilmente un helado de mamey, ¡espectacular!

Aunque su sabor no tenga nada que ver con esta fruta, comparte algunas propiedades con la pitahaya.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *