Categorías
África

Fruta milagrosa

La fruta milagrosa o también conocida como «baya mágica» es una fruta originaria del oeste de África que tiene una característica muy peculiar: ¡transforma los sabores!

¿Qué es la fruta milagrosa o baya mágica?

La principal característica de la fruta milagrosa, y que probablemente haga honor a su nombre, es que convierte la percepción del sabor de los alimentos amargos en dulces.

No está demostrado científicamente, pero se dice que fue descubierta y exportada a Europa por los colonos franceses durante el siglo XVIII.

La fruta milagrosa se produce en un árbol pequeño (2 metros de altura como máximo), en ocasiones en arbustos. Se trata de una fruta pequeña que nos recuerda al tamaño de una cereza pero de forma más ovalada.

¿Cómo transforma el sabor?

La baya mágica contiene distintas proteínas que se adhieren a nuestras papilas gustativas y se encargan de ocultar por completo los sabores ácidos y amargos. Su efecto dura hasta un máximo de 1 hora.

Como resultado, una vez que las proteínas de la fruta milagrosa se han adherido a nuestras papilas gustativas, todos los alimentos que nos llevemos a la boca nos darán la impresión de que son dulces, incluso lo más amargo que podamos imaginar.

¿Dónde se puede encontrar?

El consumo de la fruta milagrosa está regulado en las leyes de cada país. Por ejemplo, esta baya mágica está prohibida en toda la Unión Europea así que no es posible encontrarla de forma legal en España. Por el contrario su consumo está permitido en Estados Unidos y en algunos países asiáticos.

Hay varias empresas en la Unión Europea que están intentando conseguir los permisos burocráticos para comercializar la baya mágica en la unión. Entre ellas se encuentran algunas empresas españolas que defienden su consumo como sustitutivo del azúcar, la sacarina u otros edulcorantes artificiales que se usan en la industria alimenticia.

Algo similar ocurrió con las semillas del baobab, que hace un tiempo estaban prohibidos en Europa por no cumplir los estándares europeos de calidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *